3 Ejercicios para tener un trasero ideal.

Inspirador 680 Visitas

Al parecer, para tener un trasero redondeado y fuerte, no es necesario ir al gimnasio, puedes hacerlo todo en casa. Todo lo que necesitas es un par de mancuernas (o libros), una esterilla y un abrumador deseo de ser mejor. En este artículo, publicamos un set de ejercicios de la entrenadora de fitness Angela Lee, quien propone que los hagas durante 30 días.

#1 Horario

NiceAss1

Los números de arriba, en el horario, significan la cantidad de sentadillas que tienes que hacer en una tanda de ejercicios.

Cada día, haz 3 tandas de 2-3 minutos de duración con un descanso durante un minuto después de cada tanda. Es decir, todo el entrenamiento no debe durar más de 11 minutos. No te saltes los días de descanso, los músculos necesitan tiempo para recuperarse.

#2 Ejercicio № 1. Básico

NiceAss2

Estas son las típicas sentadillas de siempre. Abre las piernas a lo ancho de los hombros, mantén la espalda recta y haz sentadillas estirando los brazos hacia adelante. Lo importante aquí es encontrar un correcto balanceo y apoyarte en todo el pie y no en algunas de sus partes.

Consejo profesional: Durante el entrenamiento, concéntrate en los movimientos de tus huesos pélvicos, es importante no inclinarte hacia adelante, mantener la vista a la altura de las manos, estar de pie con la espalda recta y el pecho abierto.

#3 Ejercicio № 2. Con mancuernas

NiceAss3

Ponte recto, con los pies un poco más abiertos que el ancho de los hombros. Con la espalda recta, agarra una mancuerna en cada mano. Las piernas deben estar ubicadas de tal manera que las rodillas no miren hacia los dedos de los pies.

Consejo profesional: Comienza con el uso de las mancuernas de 2 kilos, posteriormente pasa a las de 3 y 4 kilos. Si sientes mucha fatiga después de unas repeticiones, baja lentamente las mancuernas al suelo y usa otras menos pesadas.

#4 Ejercicio № 3. Complejo

NiceAss4

Ponte recto, con los pies un poco más abiertos que el ancho de los hombros. Con la espalda recta, cierra los dedos de las manos por detrás de la cabeza, asegúrate de que las rodillas no estén alineadas con los dedos de los pies.

Consejo profesional: “No aprietes la cabeza con las manos, no te inclines hacia delante, el cuerpo debe permanecer recto. Durante el ejercicio debes sentir cómo funcionan los músculos de la espalda. Los codos, deben estar abiertos, de tal manera, que no los puedas ver con tu visión periférica.

Si te gusto la publicación, compártela con tus amigos.

 

Compartir

Comentarios