Luego de los Juegos Olímpicos este deportista sacrificó su medalla para ayudarle a un niño.

Inspirador 405 Visitas

Los logros de los campeones olímpicos impresionan pero solo es una pequeña muestra de lo que son realmente. Encontramos una historia increíble de un atleta que queremos compartir contigo.

El atleta polaco Piotr Malachowski en las Olimpiadas de Beijing en 2008 impuso un récord mundial. Lanzó el disco a 71,84 metros. Nadie lo había hecho antes.

#1 En los Juegos Olímpicos en Río ganó una medalla de plata y estaba muy orgulloso de llevarla a su país.

SilverMedal1

Entre las cartas de felicitación, el atleta recibió un correo especial. Lo escribió una mujer de nombre Gosya cuyo hijo de 3 años Olek padecía de retinoblastoma, o cáncer de ojos.

Aunque esta enfermedad es curable, al niño solo lo podían curar en Nueva York, pero sus padres no tenían dinero para asumir estos gastos.

Cuando Malachowski escuchó la historia de Olek, de inmediato supo lo que tenía que hacer.

#2 En su Facebook el atleta compartió que puso su medalla en una subasta para cubrir los gastos del tratamiento del pequeño.

SilverMedal2

La subasta solo duró dos días y el dinero ganado por la venta de la medalla fue suficiente para ayudarle a Olek.

En Río luché por el oro. -dijo él- Hoy hago un llamado a todo el mundo: luchemos juntos por algo que es mucho más valioso.

El acto del atleta solo es el inicio de la historia. El niño ya está recibiendo su tratamiento pero aún tiene mucho camino por recorrer para curarse por completo.

#3 Puede que Malachowski se haya quedado sin medalla, pero después de lo que hizo tiene todo el derecho de llamarse el héroe de su pueblo.

SilverMedal3

Si te gusto la publicación, compártela con tus amigos.

 

Compartir

Comentarios