Su perro fue el único que sintió el peligro oculto detrás de las paredes.

Animales 445 Visitas

Parece increíble, pero lo cierto es que nuestros amados peludos entran en nuestras vidas por una razón maravillosa, siempre.

Cuando Drew Smith, de San Diego, Estados Unidos, adoptó a Carl el año pasado, el estaba contento porque estaba salvando la vida de un perro callejero. Pero resultó que, tiempo después, Carl fue el que salvó su vida de un incendio potencialmente mortal.

El pasado 22 de enero, Smith dice que su perro, que es un Spaniel mestizo de 4 años, comenzó a comportarse extraño. Estaba preocupado e inquieto, incluso actuando de manera extraña cuando regresaban a casa, e iban a entrar en el apartamento.

#1 Smith no pensó mucho al respecto, pero cuando Carl más tarde lo despertó, en medio de la noche, con ladridos y lamiéndolo, la alarma del perro fue demasiado obvia como para pasarla por alto.

Carl1

“Él no es un perro que ladra mucho”, dijo Smith a ABC News. “Durante las primeras tres semanas, yo ni siquiera estaba seguro de que él pudiera ladrar, porque nunca lo había oído”.

Cuando Smith encendió las luces, la fuente de pánico de Carl se hizo evidente: todo el apartamento estaba lleno de humo. Gracias a Carl, ellos escaparon y salieron ilesos.

Los bomberos después le dijeron que el incendio había estado latente detrás de las paredes, durante días.

#2 Smith dice que tuvo un dolor de garganta y dolores de cabeza durante esa semana, pero que sólo Carl reconoció el peligro que se ocultaba en las paredes.

Carl2

Smith dijo que al principio, él estuvo a punto de no adoptar a Carl, por temor a que los problemas dentales del perro se convertirían en facturas médicas costosas.

#3 “Me alegro mucho de haber visto más allá de los defectos físicos que tenía”, dijo Smith. “¿Quién sabe si no me hubiera despertado?”

Carl3

Definitivamente, ellos son los mejores compañeros que una persona puede tener. ¿Has tenido alguna experiencia de este tipo con tu perro?

Por favor, compártelo, ayúdanos a crear conciencia. ¡Gracias!

Compartir

Comentarios